Somos falsos

Somos falsos. Falsos con nuestros amigos, con nuestra familia, con la gente cercana y con la gente lejana.

Cambiamos nuestras actitudes y pensamientos tan constantemente que ya es natural. Pero llega un momento, cuando nos encontrarnos totalmente solos. En ese momento pasan dos cosas de forma instantánea.

  1. Pensamos en quien somos.
  2. No sabemos si también es falso.

Muévete para adelante

Sentarse a ver el paisaje o caminar y verlo desde más allá de una perspectiva.
Sentarse a esperar a que un alcance o caminar a buscar lo desconocido.
Sentarse a ver cómo las personas caminan y pasan con sus vidas o caminar y ser visto.
¿Por qué no queremos caminar?
Nos puede dar pereza, miedo, o solamente no tenemos ese impulso.
Caminar es dar un paso después de otro, crear, definir y ser definido;  pero no hablo de caminar con los pies… sino es la metáfora de caminar al siguiente paso de nuestras vidas.
Hay muchas personas que le temen a crecer, cambiar, vivir y salir de su zona segura.
Pero hay tantas personas que quieren explorar, comprender y conocer.
Es solo una chispa dentro de cada persona, y hay que dejar que se encienda.
Para poder caminar, abrir esa puerta que no nos deja pasar, hacerse conocer, alcanzar esos sueños y metas, ser visto y disfrutar de cada momento que creamos.

-LCA