I don’t need anyone – 1st

“I don’t need anyone”, ese pensamientos siempre viene a mi mente. Los humanos jamás vamos a cumplir. Las personas me van a lastimar y van a fallarme y va a ser una mierda total.

Habrán momentos que no tengo a quien llamar cuando estoy feliz y menos cuando estoy triste. Nunca he tenido un grupo de amigos cercanos, no suelo tener un grupo de personas constante. Porque siempre terminan de una u otra manera haciéndome sentir mal o yo sientiendo que no les importo o no los quiero molestar. Que no soy parte.

La verdad… es que es más fácil fingir y sonreír. Pero en lo momento que estamos solos… no hay a quien engañar. Es más fácil decir “I don’t need anyone” y es cierto, pero no quiero. Duele mucho más el estar sola, el no tener a nadie, el fingir estar bien siempre.

Una Carta de Amor

Ser egoísta no es algo que disfruto y en la mayoría de los casos lo detesto. Pero hoy voy a ignorar eso, porque yo misma quiero serlo. Seré egoísta por razones personales e ilógicas. Porque el orgullo humano no se conforma de forma sencilla y el mio no se conformará a menos de que te diga esto. Porque mi yo ilógico necesita que lo escuches, lo sepas y lo entiendas.

Me declaro egoísta, de hoy en adelante por ti porque no quiero que nadie más te tenga. Te quiero para mi y solo para mí. Tu sonrisa, tus besos, tus abrazos, tus latidos, tus sueños, tus lagrimas y deserciones, tus glorias y felicidades; quiero que todo sea mio y todo sea tuyo. Pero no quiero que sean de nadie más de la misma manera. Quiero ser egoísta cuando el tema eres tú, quiero que seas mío de una forma amorosa y sana.

Mi deseo de entregarme a ti y tenerte en mí es egoísta y lo acepto así. Aun así lo sueño y lo guardo en mí. Espero un día tenerte para mi y que me desees tanto a mí también, porque estoy dispuesta a entregarte todo también, que esto… Sea mutuo. Sea nuestro. Sea egoísta.