Cumplir sueños también es solitario.

Hace unos tres meses no veía a mi mejor amiga pues se fue a Italia a vivir y a seguir sus sueños de estudiar pastelería italiana. A primera vista mi amiga del alma era la misma de siempre; nos abrazamos y emocionamos al vernos, hablamos sobre el viaje y de las aventuras que habíamos tenido en los últimos días. Pero poco a poco fui viendo ciertos cambios en ella. No fueron malos o de su personalidad sino de su actitud, madurez, confianza, inteligencia y del orden de sus prioridades.

Definitivamente vivir en otro lugar alejado de quienes amamos y de nuestros pilares de soporto es duro y aun mas cuando se debe de aprender a acomodarse porque no están ni mami ni papi para ayudar. A cientos de kilómetros de distancia y uno solo, debemos de aprender como sobrevivir en este nuevo mundo al cual no lanzamos. Nadie nos levantara del suelo si nos caemos, tenemos que levantarnos por nosotros mismos; nadie nos tendrá comida hecha cuando nos despertemos temprano o regresemos tarde a la casa, no habrá a quien abrazar en mucho tiempo, ni nadie con quien compartir una sonrisa sincera y la felicidad de vivir en muchas ocasiones.

El cambio que note en ella es lo que se ha convertido como mujer, como persona, como  ciudadana. Note como ya no ve a la vida de forma soñadora sino que la ve como un desafío, la ve como una realidad. Ella tiene los pies directos en la tierra y sabe que la guerra no esta ni cerca de terminar y la tranquilidad que la espera aun no están nada cerca. Ella esta bien centralizada y tiene el conocimiento suficiente para entender que una vez que termine en Italia todo entonces no significa que ya puede relajarse, sino que significa una nueva batalla y una nueva aventura lo que le espera. Es saber que tendrá que ponerle mucho esfuerzo para poder seguir con su plan de vida y junto a Di-os estoy segura que lo va a lograr.

Me enorgullece verla que esta luchando, poniendo un pie adelante del otro y nunca dejando su guardia baja. Ella entiende que tiene que luchar los malos días de la vida para poder ganar los mejores. Sabe que habrán llantos, palizas, gritos, desesperaciones y ganas de rendirse pero también vendrán risas, dulces momentos, éxitos, bendiciones y satisfacción. Y estoy consiente yo que lo que puedo hacer es aprender de ella y verla crecer; puedo apoyarla y ser su soporte cuando lo necesite y yo misma seguir mis sueños para poder cumplirlos junto a ella.

Muchas gracias.

-LCA

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s